• La Petite Azahara
  • Blog
  • Blog
  • ¿Cómo lucir un vientre plano?
  • ¿Cómo lucir un vientre plano?

    ¿Quién no ha suspirado más de una vez al ver en las revistas y televisión el abdomen plano de muchas famosas, celébrities y modelos?

    Aunque no aceptemos tal como somos con nuestras muchas virtudes y pequeño defectitos, a todas nos gustaría mejorar alguna parte de nuestro cuerpo con la que no estamos tan contentas como con el resto. De hecho, la mayoría de las mujeres declaran que les gustaría poder tener un vientre más firme y plano, sobre todo cuando tienen que lucir determinadas prendas de vestir que son ceñidas, como los vestidos o las faldas de tubo.

    Sin embargo, conseguir que nuestro vientre luzca plano y firme, tal y como nosotras queremos, conlleva de un esfuerzo, sacrificio y trabajo constantes. Por ello, no es de extrañar que muchas de nosotras a lo largo de este camino hayamos desistido en el intento por conseguirlo. Para animarte a ello y conseguirlo esta vez, hemos preparado este artículo en el que compartir contigo una serie de consejos y trucos para poder lucir un vientre más firme.

    Consejos para lucir un vientre más firme

    Tenemos 12 recomendaciones que debes tener en cuenta a la hora de conseguir esa firmeza en el vientre con la que todas soñamos. Toma nota y verás como lucir tipazo es pan comido.

    • Evitar bebidas carbonatadas. Es decir, bebidas con gas. No solo nos referimos a los refrescos, que además tiene grandes cantidades de azúcar. Si no, aquellas con son light o que no contienen calorías y azúcar. Este tipo de bebidas causan inflamación en el vientre e inflaman la zona abdominal.
    • Beber agua: Si abastecemos a nuestro cuerpo de la cantidad de agua necesaria, aseguraremos un funcionamiento adecuado de nuestro sistema digestivo evitaremos la retención de líquidos en la zona del abdomen. Como todos ya sabemos, lo saludable es beber 2 litros de agua todos los días, más de esto tampoco es recomendable. Ya que, puede llegar a hinchar tu estómago y dilatarlo.
    • Siempre que puedas, evita comer chicle. No se trata de que tenga o no azúcar. Si no que, realmente los chicles son uno de los grandes enemigos de los vientres planos. Cuando masticamos chicle sin darnos cuenta estamos ingiriendo aire, causando hinchazón en el estómago.
    • Evita beber con pajitas. Estas son otro de los enemigos de los vientres planos. Cuando bebemos con ellas, nuestro cuerpo se hincha e ingiere mucha cantidad de aire, que acompaña a la bebida.
    • Comer lento. La comer con lentitud, sin prisas y masticando muy bien los alimentos, evitamos la acumulación de aire en el estómago como cuando engullimos los alimentos y comemos con ansiedad. Además, comiendo lento conseguimos tener mayor sensación de saciedad, por lo que comeremos menos.
    • No tomar edulcorantes. Todos los edulcorantes que encontramos en las bebidas, postres y otros dulces son muy difíciles de digerir. Por ello, nos generan hinchazón y malas digestiones, haciendo que veamos nuestro vientre más abultado.
    • Olvida la sal. Tomar un exceso de sal en las comidas hace que las células se hinchen con el agua para poder diluir el exceso de sodio. Por ello, muchas veces el estómago se ve hinchado. Te aconsejamos que pruebes a comer sin sal durante una semana, y a pesarte antes y después para comparar la diferencia, que será de alrededor de un kilo y medio.
    • Comer más frutas y menos batidos. Que la fruta frescas es muy importante en la alimentación no es nada nuevo. Todos sabemos lo de las 5 piezas de fruta al día. Pero debemos tener en cuenta que las más aconsejables para conseguir un vientre firme son las frutas ricas en fibra, aunque también son las que más azúcar contienen. Por ello, lo mejor es evitar tomarlas en batidos, ya que al procesarlas de esta forma destruimos la fibra, quedando únicamente la glucosa.
    • Ojo con algunas ensaladas. Está claro que las ensaladas son sanas, pero hay algunos ingredientes que se utilizan en ellas que pueden llegar a hinchar nuestro vientre. Es el caso del brócoli, la coliflor o las alubias. Por ello, lo mejor es introducirlos en nuestra dieta poco a poco.
    • Cuidar la salud intestinal. Nuestra flora intestinal está formada por millones de bacterias buenas ubicadas en el sistema digestivo, estas son las encargadas de mantener la salud y estimular el sistema inmune. Si ellas viven en armonía con el cuerpo, la digestión funciona de forma correcta.
    • Comer alimentos con fibra. La fibra es una buena herramienta para mantener activo nuestro sistema digestivo. Pero además, sirve para limpiar nuestro intestino, eliminando los restos de alimentos que distienden los músculos abdominales, y evitan el estreñimiento. Por tanto no puede faltar en ninguna dieta.
    • Tener una vida activa y evitar el sedentarismo. Salir a caminar, correr e, incluso montar en bici, al menos 30 minutos diarios, evita que nuestro metabolismo se vuelva lento.

    Trucos para tener el vientre más firme

    Sin embargo, mientras llevamos a cabo estos consejos y lo conseguimos, podemos probar con una serie de trucos que nos ayudarán a disimularlo.

    Por ejemplo, podemos usar cremas reafirmantes de abdomen con las que masajearnos la zona y dejar actuar por las noches. En las farmacias como Granafarma, podemos encontrar un montón de tipos de cremas reafirmantes, tanto para el vientre como muslos y glúteos. También podemos realizar masajes con aceites esenciales para tonificar la zona por las mañanas, después de la ducha.

    Si tienes una cita importante y quieres lucir espectacular con ese vestido que tanto te gusta, pero te marca un poco la zona del abdomen, prueba a usar alguna faja o body reductor, incluso puedes encontrar pantys reductores. Este es uno de los trucos más recurrentes entre las celébrities. Echa un vistazo a los modelos de fajas reductoras de nuestra tienda online.

    Controlar la respiración es un truco que realmente funciona a la hora de conseguir la firmeza del vientre. Puede que no lo sepas pero, mientras respiramos podemos ejercitar los músculos del abdomen. Sólo necesitas aprender un par de técnicas de respiración abdominal: sacar barriga en cada inspiración y meter barriga en cada espiración. Y, hablando de controlar, otro truco es la postura corporal. Meter barriga y sacar pecho, enderezando la espalda (sin exagerar, claro) nos ayudará a disimular la barriga y a librarnos de los dolores de espalda. De esta forma, si te acostumbras a mantener esta postura, metiendo barriga tonificarás sin darte cuenta los músculos abdominales.

    Prueba a desayunar o cenar la estupenda sopa “mete-barriga”. Se trata de una sopa compuesta por 3 zanahorias, 1 ajo, 1 cebolla, 3 ramas de apio, medio repollo y 1 litro de agua, todo ello cortado en juliana y cocido hasta que estén tiernas. Verás la diferencia y tu intestino trabaja mucho mejor. Notarás como vas al baño con más frecuencia y eliminarás los residuos acumulados en el vientre, que lo hacen estar hinchado.

    Otro truco es sustituir la leche por yogures o quesos suaves. Algunas personas, tienen pequeñas intolerancias a la leche, haciendo que la lactosa no se absorba correctamente, fermentando en el tubo digestivo y provocando la hinchazón abdominal. Aunque no son grabes, si son molestas. Lo cual no implica que debas dejar de tomar lácteos, si no, saber cuales debes evitar.

    Beber té devoradores de grasa, que favorecen la pérdida de peso y grasas. Además sirven para equilibrar el colesterol y regular el metabolismo del hígado. Las tisanas también son útiles en esto de reducir y reafirmar el vientre, ya que son muy recomendadas para facilitar las digestiones y la hinchazón abdominal.

    Como ves, lucir un vientre plano y firme sin necesidad de machacarte en el gimnasio es posible. Sólo tienes que cambiar algunos hábitos y poner en práctica otros.

    Have no product in the cart!
    0